¿Te equivocaste al decorar paredes pintando?

Sabemos que decorar paredes pintando es una de las mejores opciones para renovar sin gastar demasiado dinero.

Para obtener el resultado deseado debes elegir los tonos y colores acordes a tus gustos y que combinen con el estilo de decoración que quieres lograr.




Elegir el color incorrecto afectará distintos aspectos emocionales. Por ejemplo, un mal color en la cocina puede provocar falta de apetito o tensión entre la familia a la hora de comer. En cambio, la elección correcta logrará armonía.

A continuación te describimos 4 señales que te dirán si has elegido el color incorrecto al pintar tu casa.

Al entrar en la habitación te sientes terrible

Todos hemos tenido uno de esos días en que nada va bien. Esto es normal y depende más de tu estado de ánimo que de factores externos.

Pero sabrás que has elegido el color incorrecto para decorar paredes pintando cuando esta sensación permanezca y no tenga nada que ver con otros factores. Es importante recordar que los colores afectan tus sentidos y ni siquiera necesitas esperar demasiado para percibir estos efectos.

Todo lo que necesitas es analizar la situación para determinar si usaste el color correcto.  

¿Comenzaste a sentir ese malestar justo después de cambiar el color de tus paredes? ¿Cada vez que entras en esa habitación te sientes igual?el-color-incorrecto-al-pintar-paredes

Es fundamental recordar que los tonos cálidos, como el naranja y el amarillo, actúan positivamente en el estado de ánimo de las personas. La mayoría de las veces resultan una buena opción para decorar cualquier espacio.

Por el contrario, todo este efecto se pierde si eliges tonalidades muy oscuras de gris o verde para cualquier área que sea  pequeña o con insuficiente luz. Si eliges las gamas de grises y verdes, opta por los tonos claros y suaves.

En el caso de los azules también debes tener mucho cuidado. Las tonalidades oscuras es mejor dejarlas para los espacios más grandes y abiertos.

Los colores más brillantes son geniales para aportar tranquilidad y deberían ser usados por personas que viven situaciones de mucho estrés.

La iluminación se ve afectada al escoger el color incorrecto

Te darás cuenta de que elegiste un color muy oscuro cuando necesitas instalar más lámparas o focos en el espacio. ¿Antes te bastaba con una lámpara o dos focos? ¿Ahora eso te parece insuficiente? Bueno, ahí tienes la respuesta.

Si no tienes una fuente de luz natural cercana al espacio, como una ventana, lo ideal sería que pintarás con un color muy claro.

Otra opción es aumentar las luces artificiales existentes siempre que no te moleste que aumente la cuenta del recibo de luz.




Si quieres agregar un color o un diseño diferente para contrastar en una estancia pequeña, es importante que no sea oscuro o que lo uses con toques mínimos.

Este aspecto no solo afecta la claridad, sino que sentirás que el espacio en tu habitación se redujo considerablemente.

El estilo en la decoración

Otra señal de que elegiste el color incorrecto es que sientes el lugar muy recargado o el tono es tan brillante que debes entrecerrar los ojos para poder apreciar la habitación.

Nada combina con nada y debes estar quitando o agregando elementos pero igual no logras que te guste nada. Cierras persianas, apagas las luces y evitas estar en ese espacio cuando no entra luz del día.

Los tonos que siempre encajan con cualquier estilo son los neutros o los de gama beige y tierra claros. Asegúrate que el color combine con la decoración y que no le dé un aspecto estrambótico a cada esquina de la habitación.

La pintura de mala calidad es un error al decorar paredes pintando

la-pintura-que-elegiste-fue-de-mala-calidadDecorar paredes pintando puede ser tu peor decisión cuando eliges el color incorrecto. En este caso, no importa si pintaste tu habitación según las normas y con un terminado si al final no logras el tono exacto que deseabas o si a los pocos días la pintura presenta desperfectos.

Todas tus paredes, tus gabinetes y demás accesorios se ven como fuera de lugar y no entiendes porque el color no luce como debería… ¿o será que no combina para nada?

Lo recomendable es que desde el primer momento elijas la marca de pintura de la mejor calidad que te permita tu bolsillo. Desde luego que esto te obligará a invertir una mayor cantidad de dinero pero el efecto será el esperado.

Antes de pintar tus paredes toma una muestra de pintura para que hagas una prueba si dará como resultado el color que te gustó y si combina con tus muebles y adornos.

La clave está en los detalles

Antes de optar de buenas a primeras un color para pintar la casa, debes tomar en cuenta el resultado que deseas obtener.

A primera vista puedes pensar que un color es perfecto pero necesitas evaluar cómo lucirá con el resto de tus muebles y estilo.

En especial, no olvides una de las reglas de oro: los espacios con dimensiones pequeñas no deben ir pintadas de colores oscuros porque se verán más pequeñas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *