Guía básica sobre la pintura para paredes exteriores

La pintura para paredes exteriores es la mejor forma de proteger y embellecer la superficie externa de tu hogar. Una buena pintura para exteriores es aquella que puede proteger las paredes externas de varios agentes medioambientales como:




Para elegir la pintura para exteriores apropiada debes tomar en cuenta dos cosas: su aporte estético y sus propiedades protectoras. Te recomiendo darle más peso a las propiedades protectoras porque eso es lo más importante en la pintura para paredes exteriores.

Propiedades de las pinturas para paredes exteriores

La principal diferencia de la pintura para exteriores con el resto de las pinturas es que esta contiene aditivos químicos que garantizan protección en contra de las condiciones especiales.

A diferencia de las pinturas de interior que la mayoría de las veces solo deben cumplir con un fin estético, las pinturas para exterior deben combatir diversos factores del medio ambiente al mismo tiempo.

Si eliges correctamente, evitarás gastos y problema futuros que nadie desea. Entre los elementos clave de las pinturas para exterior están:

  • Las resinas que ayudan a que la pintura se adhiera a la superficie externa. Previene la formación excesiva de grietas y descamación. También facilitan la aplicación de la pintura.
  • Los silicatos evitan la aparición de manchas. Ayuda a prevenir la formación del moho y de corrosión.  
  • Los pesticidas que sirven para alejar los insectos que se pueden alojar en las paredes exteriores de su hogar.
  • Los biocidas se utilizan principalmente para prevenir la proliferación  de bacterias en la pintura que pueden arruinarla a largo plazo.

Todas estos elementos constitutivos de las pinturas para exteriores dependen de la calidad y para qué superficie está destinada.  

Los tipos de pintura para paredes exteriores  

Existen muchos tipos de pinturas para exteriores, entre las que destacan:

  • Pintura de látex. Gracias a su composición se puede lavar fácilmente, tienen buena durabilidad y se seca muy rápido. Es la mejor opción para pintores inexpertos.
  • Pintura acrílica. Es fabricada a base de agua que se seca más rápido que cualquier otra pintura. Puede cubrir casi cualquier material constructivo, incluyendo mampostería y metal sin pintar.  
  • Pintura al óleo. Es la opción que te proporciona más durabilidad, pero se seca extremadamente lento (tarda entre 12 a 48 horas). Además, tiene un olor fuerte y es una pintura difícil de limpiar. Te recomendamos contratar a un pintor profesional para aplicar este tipo de pintura.
  • Pintura alquídica. Es un tipo de pintura con resina sintética y disolvente diluido que tiene prácticamente las mismas propiedades de la pintura al óleo. Su diferencia es que seca mucho más rápido y tiene mejores propiedades de cubrimiento.




Recomendaciones para garantizar la calidad de la pintura para exterior

No solo necesitas determinar cuál es la mejor pintura para paredes exteriores para proteger correctamente la parte externa de tu hogar. También debes seguir algunas recomendaciones que te daremos a continuación.

  • Piensa siempre en la calidad antes que en el precio. Una pintura de gran calidad te permitirá pintar menos en el futuro. Es mejor invertir en el presente para evitar problemas y gastos innecesarios a largo plazo.   
  • Siempre mantén limpia la superficie y sigue nuestros consejos para pintar sin dejar marcas. La pintura nunca se adhiere bien cuando hay presencia de suciedad o descascarillado.
  • Cuando termines la jornada del día procura cerrar correctamente el contenedor de pintura para evitar su contaminación o que se seque innecesariamente.

La mejor pintura para paredes exteriores

Te recomiendo ampliamente la pintura acrílica para que cubras de la mejor forma posible el exterior de tu casa. A pesar de ser una pintura a base de agua, es la única capaz de adherirse mejor a la superficie de la pared externa gracias a su gran capacidad de penetración.

Además, resiste a los diversos factores medio ambientales y a los cambios de temperatura. Si la pintura acrílica es de calidad superior tiene una durabilidad de por lo menos dos mil lavadas,

Esto equivale una protección de entre 10 y 20 años dependiendo de las variables ambientales y de temperatura.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *