¿Cómo pintar sobre papel tapiz?

El papel pintado o papel tapiz fue una de las grandes tendencias de la década de los 80 pero con el transcurrir de los años empezó a caer en desuso. Sin embargo, aún es considerado uno de los mejores materiales para paredes y techos. Este se debe a que es fácil de limpiar y ofrece la posibilidad de repintar múltiples veces sin desgastarse.




¿Ya tienes muchos años con papel tapiz en una pared? ¿Has decidido que es hora de pintar sobre papel tapiz porque ya no va con tu estilo pero no sabes cómo hacerlo? En este artículo se te daré algunas recomendaciones y pasos para pintarlo con éxito.

Problemas que debes solucionar antes de aplicar pintura sobre papel pintado

Antes de pintar sobre papel tapiz es importante que el área esté en buen estado. Si pasas esto por alto podrías encontrarte con un resultado bastante feo o defectuoso. Estos son los problemas más comunes, préstales atención:

Papel tapiz mal alisado

Lo identificarás por las pequeñas bombas de aire que se notan al pasar los dedos. Antes de hacer cualquier otra cosa, humedece el papel y con un alfiler elimina el aire en el interior. Luego pasa la palma de la mano suavemente para alisar esa sección.

Zonas con papel despegado

Levanta las secciones de papel, aplica un poco de pegamento y deja secar. Para asegurarte de que el pegamento ha secado y que no habrá desperfectos con la pintura, deja pasar 24 horas antes de pintar.

Papel tapiz rasgado

Pintar sobre papel tapiz que se ha rasgado puede dejar secciones dispares que harán resaltar el problema. Para evitarlo, usa una lija para corregir el desnivel. Aunque parece algo poco importante, la diferencia en los acabados es enorme.

Papel tapiz sucio y con muchos residuos de arena, polvo y suciedad

Se tiende a creer que el papel no puede limpiarse fácilmente pero esto no es así. Para evitar un resultado poco uniforme toma una esponja húmeda y limpia la superficie. Permite que la pared se seque antes de continuar con el proceso de pintado.




Adquiere el sellador y pintura

Siempre es aconsejable usar primero un sellador antes de aplicar la pintura. De esta forma evitarás que se noten los motivos del papel que cubres. Es necesario calcular la cantidad de pintura necesaria para cubrir a la perfección. Si no quieres contratar a un pintor profesional, asegúrate de medir bien la superficie a pintar y pregunta en la tienda de pinturas la cantidad correcta.

Lo recomendable es que compres la pintura suficiente para dos capas. Toma en cuenta que el papel absorberá un poco más que la pared normal.

Prepara la superficie para pintar sobre papel tapiz

En los límites de la superficie a ser pintada, debes colocar cinta adhesiva. La pintura debe ser aplicada con brocha y en lugares donde no alcance el rodillo, como esquinas. En los espacios más pequeños, como las esquinas de interruptores de corriente, es necesario una brocha pequeña y delgada o un pincel.

Deja que la primera capa se seque por completo y comprueba a la misma vez que el papel no escurre a través de la pintura. A medida que se seque la primer capa, puedes ir aplicando una segunda para que veas que el área va a queda cubierta como deseas.

En la mayoría de los casos, dos capas de pintura son suficientes. Si el resultado no es aún el que esperas, aplica una tercer capa.

Últimos aspectos a tomar en cuenta

Todos los papeles tapiz son proyectados para resistir la pintura. Debido a que este material es resistente a la humedad, puedes pintar sobre papel tapiz de 5 a 15 veces. Por el tipo de pintura ni te preocupes ya que cualquiera sirve.

Cabe destacar que si tu papel tapiz es texturizado, esta textura será visible después de haberlo pintado. Para evitarlo será mejor quitarlo antes de aplicar la pintura aunque para eso si te recomendamos la ayuda de un experto.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *