Cómo pintar la habitación de un adolescente

Para los adolescentes el dormitorio es algo más que el sitio para dormir, pues ese es el lugar en donde pueden tener la privacidad que tanto necesitan. Pintar la habitación de un adolescente no tiene por qué ser complicado. Aquí te damos algunas ideas.




Los adolescentes necesitan un espacio único que los represente. No obstante, puedes guiarlos a la hora de escoger el color para pintar su cuarto ya que no todas las opciones son apropiadas para quienes necesitan estudiar y descansar.

Escoger colores acogedores será la mejor forma de darles a los adolescentes un espacio relajante y que ellos puedan personalizar como quieran.

¿Colores claros u oscuros?

Colores claros u oscurosSi la habitación es pequeña, lo mejor siempre será escoger colores claros para que estos ayuden a dar la sensación de profundidad. Los oscuros, en cambio, solo harán que el cuarto se vea más angosto.

Los mejores colores para la habitación de una adolescente son los rosas, morados pasteles y vinotintos. Mientras que los verdes y naranjas claro son la mejor opción para los chicos.

Tener en cuenta la iluminación es muy importante. Para habitaciones con grandes ventanas por las que entra mucha luz, cualquier color es bueno. Para las recámaras que solo cuentan con luz artificial, lo mejor será pintar la habitación de los adolescentes con colores claros, esto permitirá que a la hora de utilizarla todo se vea con mayor claridad.

Colores neutros

Los neutrales son, sin duda, los mejores colores para pintar la habitación de un adolescente. Hoy en día está de moda pintar una de las paredes de un color más llamativo y las demás con un color neutral, como los grises claros, los beiges o marfiles.

Pintar una pared de fucsia y las demás de beige, es una excelente alternativa para las adolescentes. Para los jóvenes, una buena combinación puede ser el azul turquesa con grises claros.




Colores para relajar o activar a tu adolescenteLos adolescentes necesitan que su habitación esté pintada con colores relajantes. Si se trata de una persona muy activa, los colores para pintar la habitación de un adolescente deben ser colores cálidos que lo ayuden a descansar y a entrar en un estado de tranquilidad que le permita conciliar el sueño. Para lograr esto, los amarillos pasteles y los azules claros están entre los mejores.

Para los adolescentes más atrevidos, la combinación de naranjas y azules les dará una habitación muy moderna y audaz, al igual que la mezcla de fucsias, amarillos y verdes en un mismo espacio.  De hecho, estos son los colores más utilizados por los adolescentes actualmente, ya que son símbolo de irreverencia e independencia.

No te olvides de los gustos de tu hijo

A la hora de pintar la habitación de un adolescente es indispensable tomar en cuenta sus gustos y necesidades. Los jóvenes necesitan apropiarse de un espacio que los haga sentir cómodos y seguros.

Elegir el color correcto es un aspecto muy importante para conseguirlo pues, según la psicología del color, estos son capaces de influir en la conducta y en las emociones de las personas.

Es importante acompañar a tu hijo en su elección y permitir que su personalidad se manifieste. De esta forma se sentirá más cómodo y a gusto con el resultado final.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *