Paso a paso

pintar-paredes-paso-a-paso

Existen varias alternativas para hacer más interesantes y cómodas todas las habitaciones tu hogar pero la más rápida, fácil y económica es pintar paredes.

En los últimos veinte años como pintor profesional he tenido la oportunidad de ayudar a familias y propietarios a darle un giro radical a su hogar o negocio.

En este blog te hablaré sobre todo lo que necesitas para pintar paredes. Desde los colores, sus efectos y sus combinaciones hasta los materiales, técnicas y herramientas. Por ahora comencemos con lo básico:




Pintar paredes paso a paso

Aunque lo ideal sería contratar a un pintor profesional que realice el trabajo, sé que es posible que tu economía no te lo permita o que desees experimentar por tu cuenta. Sin importar tu situación, debes saber que la técnica correcta te evitará gastar dinero, tiempo y energía sin sentido. Solo sigue este paso a paso:

Reúne los materiales y herramientas necesarios

La organización es vital para un buen resultado en cualquier aspecto y cuando hablamos de pintar una pared no es la excepción. Por eso, lo primero es que reúnas lo siguiente:

  • Base para pintarherramientas-pintar-paredes
  • Lentes y respirador protectores
  • Espátula para masilla
  • Palo extensor
  • Masilla o cemento
  • Esponja
  • Cubeta grande
  • Lija de esponja o papel lija de grano número 220
  • Rodillos y brochas
  • Cinta de pintor
  • Escalera
  • Pintura de látex de alta calidad
  • Bandeja para la pintura
  • Rejilla para eliminar el exceso de pintura de los rodillos
  • Disolvente de pintura
  • Papel periódico y plástico

Prepara tus paredes

Antes de siquiera vaciar la pintura y prepararla para pintar una pared es importante que esté lista. Para esto:

  1. Retira todos los cuadros y ornamentos que tengas colgados.
  2. Elimina los clavos y cualquier residuo o impureza.
  3. Usa la espátula para retirar cualquier residuo de pintura.
  4. Usa removedor de pintura en las zonas donde la pintura anterior se esté cayendo o esté dañada
  5. Limpia las paredes con un paño húmedo o con una escoba.
  6. Prepara la masilla o cemento y aplícalo donde haya orificios causados por clavos o grietas pequeñas.
  7. Deja reposar el cemento o la masilla por unas horas o por toda la noche para que seque correctamente.
  8. Usa la lija para eliminar los residuos de masilla o cemento pero no te excedas ya que solo buscas que la pared quede lisa.




Protege las áreas sensibles de la habitación que pintarás

Ya que tengas las paredes lisas es momento de enfocarte en proteger cualquier elemento que se pueda estropear. Cuando contratas a un pintor profesional, él te pedirá que saques tus muebles de ser posible. Si no puedes hacerlo, al menos cúbrelos con unas mantas viejas y algunas bolsas de plástico. En caso de dejar los muebles dentro, procura alejarlos de la pared que pintarás.

Luego, cubre tu piso con periódicos o plásticos. Aunque la mayoría de las pinturas para interiores son fáciles de limpiar, los pisos delicados pueden verse dañados. Finalmente, usa la cinta de pintor para cubrir:

  • Marcos de ventanas y puertas
  • Molduras
  • Tomacorrientes

Al colocar la cinta evitar cualquier arruga o bolsa que pueda dejar entrar un poco de pintura.

Divide la habitación a pintar en seccionesdivide-paredes-pintar

La mayoría de pintores profesionales hacemos esto para facilitar el trabajo, en especial si vas a pintar paredes de dos colores o combinarás técnicas de pintura.

Para hacer estas divisiones te puedes ayudar de la cinta de pintor. Es muy importante que te des el tiempo para medir y revisar que todo quede como lo deseas. Cuando tengas la cinta aplicada, toma un respiro y sal de la habitación un momento.

Luego, regresa y desde la puerta o a una distancia de al menos un metro revisa que las divisiones lucen como deseas.

Prepara y aplica la base

Muchos consideran que la base de pintura es innecesaria. Sin embargo, te recomiendo que la apliques si quieres un resultado duradero y bien definido. Esto se debe a que la pintura encuentra una adhesión de más calidad y los colores se ven más nítidos y brillantes.

En caso de que pienses que la base representa un gasto extra al pintar paredes, debes saber que esto es relativo. Es cierto que tendrás que comprar dos productos (pintura para paredes y base) pero necesitarás menos cantidad de pintura.

¿Cómo preparar y aplicar la base para pintura de paredes?

  1. Lee la etiqueta del fabricante, sigue las instrucciones y vacía en la bandeja para pintura.
  2. Empapa el rodillo con la base y elimina el exceso usando la rejilla.
  3. Aplica la base con trazos firmes sobre la pared hasta que toda quede bien cubierta (normalmente se requieren dos manos).
  4. Da los toques finales donde haga falta con ayuda de una brocha.
  5. Limpia las brochas y rodillos que usaste y déjalos usar para pintar.
  6. Deja secar la base por unas 6 horas o durante toda la noche.

Pinta las paredes

Cuando la base ha secado es el momento que seguramente esperabas: Pintar la pared. Solo sigue este procedimiento:

  1. Destapa la pintura y mézclala para disolver cualquier grumo que pueda traer.
  2. En caso de que veas cambios en la coloración, remueve firmemente hasta que todo luzca igual y prepara la pintura como indique el fabricante.
  3. Si vas a pintar toda la habitación, comienza por el techo. Si solo planeas pintar una pared, comienza desde la parte superior y ve bajando gradualmente.
  4. La aplicación de la pintura debe ser con la misma técnica que aplicaste la base.
  5. Cuando termines de dar la primera mano espera entre 30 y 60 minutos y aplica la segunda capa.
  6. Guarda la pintura y espera hasta el día siguiente para estar seguro de que todo quedó como esperabas.




Después de esperar unas horas 6 horas o toda la noche desprende la cinta con mucho cuidado para no dañar la pintura recién aplicada. Despega con la uña la esquina y a partir de ahí jala de una sola vez.

error: Content is protected !!