¿Papel tapiz o pintura?

¿Estás buscando opciones para darle nueva vida a tus paredes pero no te logras decidir entre empapelar y pintar? Esta no es tarea sencilla porque cada opción tiene sus particularidades, ventajas y desventajas. A continuación te las decimos todas, así te será más sencillo elegir.

Es importante que recuerdes que no es necesario que elijas una opción y te olvides por completo de la otra. Al contrario, puedes jugar con la pintura y el papel pintado de tal forma que tu espacio tome ese carácter que buscas.




Ventajas del papel tapiz

Lo bueno de empapelar paredes es que puede durar hasta 15 años o más por lo que a pesar de ser más caro, en realidad el precio se compensa. Toma en consideración que la pintura debe retocarse con cierta frecuencia.

papel tapizOtra gran ventaja de esta opción es que oculta las imperfecciones de tus paredes. Esto lo agradecerás si no tienes el tiempo o presupuesto para hacer una remodelación completa.  

Por último, no podemos negar que el papel pintado le puede dar mucho estilo a cualquier habitación. Tienes muchos diseños elegantes para escoger y están las texturas que también resultan muy interesantes.

Desventajas del papel pintado

El principal problema del papel pintado es su aplicación. Es un trabajo muy lento y que requiere de gran precisión para no arruinar el acabado. No es lo mismo pasar la brocha con pintura que ir revisando milimetro a milimetro que no haya errores.

Además, quitar el papel tapiz tampoco resulta una tarea muy sencilla por lo que si te arrepientes del resultado no podrás solo eliminarlo. También necesitarás tiempo y paciencia.

Tampoco puedes pegar papel sobre el que ya tenías, sino que debes quitarlo todo y luego limpiar bien, antes de pegar el nuevo. Si no has hecho este procedimiento y eres novata en esto, debes estar segura de que la primera tira está nivelada, tienes que ajustar patrones y tomar precauciones para que todo quede excelente.




Ventajas de pintar

Si lo que buscas es ahorrar, esta es una buena opción. La pintura suele ser mucho más económica que el papel pintado, incluso si eliges una de alto costo. Por si esto fuese poco, su preparación y aplicación apenas te supondrá un problema y no necesitas contratar a nadie, ya que puedes hacerlo tú misma. Tan solo deberás comprar los materiales que vas a usar (brocha, rodillo, bandeja de rodillo, entre otros).

Otra cosa es que cuando llegue la hora del cambio, puedes pintar sobre la pintura vieja si no deseas aplicar decapante. Algo que no ocurre cuando tienes papel tapiz.

Además, tu creatividad puede volar con los colores y diseños que se te ocurran: dibujos geométricos, uso de distintas técnicas, combinación de dos colores, etc.

pinturaDesventajas de pintar

Al pintar quedas muy limitado en los colores que obtienes. Debes elegir si quieres algo mate o brillante pero difícilmente conseguirás ambos resultados a menos que tú mismo combines dos tipos de pintura.

Además, con el paso del tiempo, la pintura tiende a agrietarse y empieza a caerse poco a poco. Esto te obligará a dar una segunda aplicación en pocos años. En caso de que decidas usar un tipo de pintura muy especial podrías necesitar la ayuda de un pintor profesional, lo que añade un gasto extra.

Piensa en el resultado que buscas y elige en función a ello

Como puedes darte cuenta, ambas técnicas tienen puntos a favor y en contra. Lo importante es que ahora te tomes el tiempo de analizar cuáles te resultan más fáciles de afrontar.

Quizás te des cuenta que algunas paredes pueden verse beneficiadas por el papel tapiz mientras que otras quedan mejor con una capa de pintura.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!