Grietas en las paredes: cómo repararlas

¿Has comenzado a ver grietas en las paredes? Esta es la peor pesadilla de cualquier dueño de una casa o departamento. Si no logras reparar las grietas de las paredes, se convertirán en un problema más grande.

La buena noticia es que siempre se pueden reparar si tomas medidas a tiempo. Verás que es un proceso que avanza si no se le pone remedio. Son completamente antiestéticas y gritan dejadez y baja calidad en los materiales empleados en la construcción de tu casa.




Lo cierto es que el hecho de que aparezcan brechas o grietas en nuestras paredes no tiene relación directa con una mala calidad de los materiales. En muchas ocasiones ni siquiera se relaciona con una construcción deficiente.

El momento de reparar las grietas en las paredes

El momento de reparar las grietas en las paredes

Si en tu vivienda aparecen grietas en las paredes lo ideal es repararlas a la mayor brevedad posible. Debes tomar en cuenta que en este punto hay una gran facilidad de cubrir y el coste es mucho menor de lo habitual. Además, no hay motivo alguno para dejar que dichas grietas vayan en aumento.

El paso a paso para reparar las grietas en las paredes

Identifica el tamaño real de la grieta

Lo primero que deberemos hacer para reparar una grieta en la pared será ver hasta dónde llega.  En muchas ocasiones puedes ver solo una parte de la grieta. Esta zona es la más visible porque es la más dañada. Toma en cuenta que puede tener un origen y un final mucho más profundo de lo que crees.

Puedes estar seguro de que no quieres reparar a medias. Esto puede hacerte gastar el doble, o triple, de tu dinero.




Limpia la zona para ver la grieta en su totalidad

Para ello, y con el uso, de una paletilla sigue el trayecto de la grieta. Rasca de forma suave y elimina toda la pintura. Es importante que le dediques el tiempo necesario y no temas si de pronto ves vacíos demasiado grandes.

Rellena con masilla

Rellena con masilla

Una vez que has dejado a la vista toda la trayectoria de de la grieta, será momento de empezar la reparación. Con el uso de masilla para interiores de color blanca y con la paletilla utilizada anteriormente rellena todo el espacio hueco.

Si la grieta es demasiado grande también puedes usar un poco de cemento para construcción. Luego necesitarás alisar la superficie para evitar que se note cualquier diferencia.

Repinta

Llegado a este punto solo queda pintar para tener una pared que combine con el resto de la casa. Antes de iniciar con este proceso, asegúrate de que la masilla o cemento estén secos. De lo contrario tendrás problemas para lograr un resultado agradable.

Recuerda seguir nuestras instrucciones para pintar sin dejar marcas. En caso de que la zona donde estaba la grieta sea muy grande, es buena idea repintar toda la pared. De esta forma lograrás un resultado más estético.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!