Paredes de dos tonos

Una técnica muy común de los diseñadores de interiores y pintores son las paredes de dos tonos. Este simple proceso puede crear un ambiente llamativo y acogedor al aplicar un tono diferente de pintura, en una parte específica de la pared que se va a pintar.

Una de las preguntas más frecuentes al comprar pintura es si un color particular combina con otro; por ello vamos a discutir algunas sugerencias que le serán de gran ayuda al querer pintar paredes de dos colores.




La mejor técnica para combinar dos colores

La mejor técnica para combinar dos coloresLa técnica más común y segura es utilizar dos tonos neutrales y poco atrevidos. Si pintas las paredes alternando entre el blanco puro y el beige tenue lograrás un esquema de colores agradable y sin mucho problema. Aunque es una solución sencilla, si estás pintando su pared podría tomar un pequeño riesgo y atreverse a utilizar colores más fuertes o primarios.

Algo que realizan con frecuencia los diseñadores, es elegir dos colores que se encuentren en la misma paleta, como un azul claro y un azul marino. Es una estrategia sencilla y eficaz, simplemente toman dos colores del mismo matiz, pero diferente tonalidad. Esto hace más fácil la elección y evitas errores como combinar tonos que no funcionan en conjunto.

¿Cómo colocar cada color?

En lo que respecta a pintar la pared, el método más común para lograr paredes de dos tonos es pintar de un tono más oscuro la parte inferior y de un tono más claro la parte superior. La división de la pared sería propiciada por la altura de una silla. Puedes colocar una franja de un tercer color complementario (preferiblemente blanco) entre ambas secciones y logrará un diseño atrevido y sofisticado.




Si la habitación tiene muchas sillas, como un comedor o una sala de estar, seguramente querrás aplicar la técnica inversa: un color más ligero en la parte inferior será menos chocante a la vista cuando esté sentado, y el color intenso en la parte superior creará una sensación de mayor espacio y gravedad.

paredes de dos coloresCon mucha frecuencia en esquemas de paredes de dos tonos vemos una franja que divide ambos tonos de color. Es muy importante que la franja no tenga pintura de ninguna de las dos tonalidades, es decir, que sea lo más limpia posible.

Hay quienes deciden colocar un friso en esta sección además de uno en la parte superior, donde la pared hace contacto con el techo. Esto genera una sensación de continuidad y elegancia. Siempre utiliza cinta de pintor para dividir paredes y evitar errores.

Un color claro + un color oscuro

Pintar una pared de dos tonos ayuda a que puedas permitirte utilizar un color intenso, gracias a que estarías compensando con un color más ligero. Un ejemplo sería pintar una sección de la pared de fucsia, mientras que la otra parte (que debería ser la de mayor superficie) la pinta de rosa claro; este esquema sería perfecto para la habitación de una niña o de un bebé.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *