Colores para dormitorios de chicas adolescentes

Sabemos que durante el momento en que una chica entra en la adolescencia generalmente quiere hacer cambios drásticos en su vida. Esto incluye su dormitorio, el cual deja de representarla porque ya no es una niña.

Este cambio puede ser algo complicado y costoso si decides remodelar toda la habitación. Lo más sencillo y económico es pintar las paredes para desechar el aspecto infantil eligiendo uno de estos colores para dormitorios de chicas adolescentes.




Los colores de pintura que te presentamos ayudarán a darle un aspecto equilibrado a la habitación de tu pequeña.

Combinaciones con blanco

El primer conjunto de colores para dormitorios de chicas adolescentes combina el azul y blanco. Estos dos tonos en conjunto siempre aportan frescura y un aire reflexivo al ambiente. La combinación es perfecta para chicas sensibles e introvertidas.

Otra composición muy similar es la que une al blanco, beige y azul. Esta también genera una sensación de frescura, pero con un tono mucho más alegre y moderno.

Por otro lado, el blanco acompañado de sutiles toques de amarillo proporciona al dormitorio una sensación de seriedad e informalidad en partes iguales.  

Tonos intensos

colores-intensos-habitacion-chica-adolescente¿En realidad buscas colores para dormitorios de chicas adolescentes intensos? En este caso, el rojo puede ser una opción excelente para chicas que le gustan las emociones fuertes.

Si al rojo intenso se le agrega toques de naranja, tendrás como resultado un espacio intenso pero sumamente estimulante.

Por el contrario, los tonos verdes le dan un ambiente sereno y alegre al dormitorio juvenil. Esta combinación es idóneo para chicas que disfrutan pasar tiempo al aire libre y la naturaleza.

El color rosa es el color más popular para decorar la habitación de las niñas. Si tu hija ya llegó a la adolescencia es buena idea subir algunos tonos. Puedes combinar con detalles en negro o morado siempre que no te excedas y sean del gusto de tu hija.

Algunas de estas combinaciones tal vez te parezcan demasiado raras o agresivas pero si las aplicas correctamente, tu hija estará encantada.

Contrastes

Tonos cremas junto con toques de rosado fuerte son un bello contraste, tanto reflexivo como estimulante.

Un verde pálido conjugado con rosas suaves es perfecto para incentivar a la imaginación mientras que pintar el dormitorio de azul y verde, una mezcla que genera frescura y evoca la naturaleza.




Por último, para generar la impresión de un dormitorio cálido y acogedor es recomendable pintarlo de amarillo pálido junto con matices de rojo fuerte.

Los colores contrastantes pueden ser aprovechados en un dormitorio compartido con una composición asimétrica con tonos opuestos.

Otros detalles

Puedes emplear los colores que le presentamos para crear composiciones de figuras geométricas y abstractas. En este caso recuerda que el color del fondo debe ser un color más claro que las figuras.

Si quieres pintar el dormitorio de un solo color, sin ningún tipo de contraste, puedes agregarle algo más de vida a la pared con detalles de colores metálicos, como plateado o dorado.

También puedes añadir a la pared del dormitorio algunos elementos que la harán parecer mucho más juvenil, como los estampados de flores o algunas frases motivacionales.

Toma tu tiempo al elegir los colores para dormitorios de chicas adolescentes

Las posibilidades a la hora de elegir los colores para dormitorios de chicas adolescentes son prácticamente infinitas. Para escoger el color perfecto debes tener en mente la personalidad y los gustos personales de tu hija.

pintar-habitacion-nina-adolescentePara una chica introvertida que le encanta invertir su tiempo libre leyendo y escribiendo, los tonos claros, como el azul y los colores cremas son perfectos. Estos tienen un efecto relajante e invitan a reflexionar.

En el caso que la dueña sea una persona extrovertida que le fascina entablar amistades y hablar con cualquier persona, los colores intensos son idóneos para ella. Estos promueven la comunicación e incentiva a la creación de nuevas ideas.  

Por otro lado si la adolescente quien es una persona difícil de encasillar, lo más recomendable sería optar por pintar el dormitorio con dos o más colores contrastantes.

En el caso de que sientas que es insuficiente pintar las paredes y el techo de la habitación para darle un aspecto más juvenil, puedes hacer otras cosas con poco dinero. Algunos ejemplos son:

  • Decorar las paredes con cuadros o afiches
  • Cambiar la ropa de cama
  • Mezclar los cojines (textura, estampado, colores)
  • Agregar un espejo

Al final, recuerda que siempre debes tomar en consideración la opinión de tu hija. Lo último que quieres es que ella se sienta a disgusto en su espacio personal.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *