Cómo ampliar visualmente un baño pequeño

El baño es una habitación especial. Estar cómodo en él es de suma importancia, ya que ahí te encuentras en completa intimidad contigo mismo. A pesar de que el diseño del interior de un baño no sea de mucha importancia al usarlo, es uno de los factores que más influyen es su tamaño visual.




Un baño pequeño puede causar estrés y mal humor en el momento que menos lo necesitas. A su vez, el baño de huéspedes será una de las habitaciones más visitadas por quienes vayan a su casa, por lo que vale la pena causar una buena impresión incluso en este aspecto.

Usa el mismo color para toda la habitaciónUsa el mismo color para toda la habitación

El primer precepto sobre los colores para ampliar visualmente un baño pequeño, es mantener todo de un mismo color. No solo en la pintura, sino en todo lo que sea posible. La mayoría de las veces el color predominante es el blanco porque es más sencillo de usar en el resto de los elementos.

Esto no significa que no puedas jugar con otras opciones. Tan solo necesitarás encontrar un juego de baño que combine con el color elegido.

Mantén el mismo color en paredes y techos

Siguiendo esta misma idea, si no es posible combinar el color de las paredes con el del suelo, intente pintar el techo del mismo color de las paredes. Esto también logrará una sensación de continuidad y espacio, además de ser una solución sencilla.




El color como tal queda a tu elección pero lo ideal es que sea el mismo para el inodoro, lavamanos y demás instrumentos de higiene y decoración que se encuentren en la habitación.

Coloca pisos y losetas grandes

Las tejas del suelo juegan un papel importante al ampliar visualmente un baño pequeño. Si tienes la posibilidad, reemplaza las losetas pequeñas por otras de mayor tamaño. Idealmente deberías cambiar las losetas oscuras por otras más claras.

En caso de que quieras usar baldosas pequeñas, sácales ventaja creando zonas con textura y color.

Evita los colores oscurosEvita los colores oscuros

Lo último que necesitas en un baño pequeño es incorporar colores oscuros. Estos absorben la luz y pueden crear una sensación de ahogamiento. Los mejores colores son los grises muy claros, los colores pastel, el azul cielo y el blanco.

Si quieres incluir tonos más oscuros, úsalos solo en líneas muy finas o para elementos muy pequeños.

Ahora que ya sabes cómo ampliar visualmente un baño pequeño es momento de sacarle partido a tu espacio. Si te sientes orgulloso de tu resultado, ¡presúmelo!